Acacia: suave. Color y consistencia ambarino y como de jarabe. Aroma y sabor delicados. Es una miel que granula muy difícilmente. Muy adecuada para los niños pequeños. Recomendada contra la diabetes, estreñimiento.

Ajedrea: estimulante de las funciones genésicas. Tónico estomacal.
Algodonero:
De color casi incolora cuando está líquida y cerca del blanco cuando está granulada. Aroma y sabor poco pronunciados. Miel de mesa.

 

Alforfón: es oscura y muy espesa, pero se vuelve más líquida si se agita. Es rica en minerales.

 
  

 

Algarrobo: de color dorado y consistencia líquida. Produce un efecto relajante del sistema nervioso.

Brezo:
De color y consistencia desde un color ambarino claro hasta un rojo oscuro, bastante espeso y viscoso. Aroma y sabor sutiles. sabrosa miel de mesa. Es una de las mieles más ricas en principios minerales .Muy útil contra el reuma. Desinfectante de las vías urinarias.


 

Castaño: de color ámbar oscuro y sabor fuerte. Es muy nutritiva y apreciada por su contenido en hierro, muy adecuada para facilitar la circulación sanguínea. 

Col: en las afecciones de los bronquios.
Colza: De color paja o rojizo y consistencia granulada. Aroma y sabor débiles. Actúa sobre el corazón, pues contiene abundantes factores glucotílicos y colinérgicos.
Encina: se trata de una miel recia, de sabor fuerte, prodticida básicamente en Extremadura. Constituye una de las mejores mieles para estimular la cicatrización de las heridas.
Espino blanco: calmante, tónico del corazón.
Espliego: Color ligeramente ambarino y consistencia fluida. De aroma y sabor muy característicos. Miel muy fina de mesa. Muy rica en hierro. Tónico cardíaco. Antiséptico pulmonar. Muy adecuada contra la tos, gripe, disentería y contra las úlceras de estómago o duodeno.


Espliego híbrido: Color ambarino y consistencia fluida. Aroma acentuado y sabor particular.
Eucalipto: Garganta, vías urinarias, pulmones.
Mejorana: reumatismos, asma.
Naranjo: Color amarillo ámbar claro, transparente cuando está líquida, y blanco ligeramente teñido con granos finos y ungüentos cuando está cristalizada. Aroma y sabor perfumados. Excelente miel de mesa. Tiene propiedades antiespasmódica y está recomendada como calmante y en tisanas ligeras para niños pequeños y para adultos en casos de insomnio.
Pino o abeto:
sin lugar a dudas una de las mejores mieles para facilitar la expectoración de los bronquios.
Pipirigallo y trébol blanco:
Color blanca y consistencia fina. Aroma delicados y sabor neutro. Muy útil en tisanas. Tónico y calmante del corazón.
Romero: Color ambarino nevoso y consistencia algo espesa. Recomendada como estimulante del hígado, insuficiencia hepática, acidez de estómago y pirosis de las úlceras de estómago o de duodeno. Es estimulante en casos de fatiga, convalecencia, cansancio, etc. Antiespasmódica, contra el asma y la irritación de la garganta debida al tabaco. Las mujeres deberían utilizarla en casos de ausencia de menstruación (amenorrea).

 


Tilo:
Color del verduzco al negro. Consistencia muy viscosa. Aroma y sabor balsámicos. Estómago e intestinos. Favorece el descanso nocturno. Diurética, eficaz en reglas difíciles (dismenorrea), contra la arteriosclerosis.
Tomillo: Aumenta las fuerzas físicas, antiséptica, contra la tos, fiebres, gripes.

Salvia: de color ámbar claro. Permanece líquida mucho tiempo tras la recolección. Se utiliza como tónico y estimulante, y es eficaz en caso de amenorrea (ausencia de regla).

Anuncios