La comercialización de la miel está regulada por la Norma de Calidad para la miel destinada al mercado interior. Se comercializa envasada, generalmente en recipientes de vídrio, plástico no poroso o cartón parafinado. Según el Código Alimentario, está prohibida la venta fraccionada del contenido de envases y la  sin envasar.
Los envases han de estar etiquetados de acuerdo con la Norma General del etiquetado y la Norma de Calidad de la miel con las siguientes indicaciones:

  • La denominación del producto. Se hará constar el origen floral de la miel. Es importante señalar que no se pueden hacer referencia a adjetivos calificativos como pura, de abeja, o natural, pues todas lo tienen que ser, ni tampoco del tipo: extrafina, superior, etc.
  • La ley tampoco permite que figuren indicaciones que le atribuyan una acción terapéutica preventiva o curativa; solamente podrán indicarse los usos dietéticos cuando el producto reúna las condiciones estipuladas en la Reglamentación Técnico-Sanitaria de productos dietéticos o especiales.
  • El contenido neto en gramos o kilogramos.
  • La expresión “Consumir preferentemente antes de. . .” seguido del mes y año, en dicho orden.
  • Identificación de la empresa envasadora y su número de registro sanitario.
  • Identificación del lote de fabricación.
  • País de origen.

De manera optativa se podrá indicar:

  • El año de la cosecha.
  • Los datos de composición: humedad en porcentaje, HMF en el momento de envasar.

Del mismo modo están expresamente prohibidos en la miel:

  • La adición de sustancias destinadas al aumento de peso.
  • La venta como miel de productos análogos.
  • La utilización de cualquier tipo de aditivo.

La miel se presenta según las formas siguientes:

  • Miel con trozos de panal: Es la que contiene trozos de panal, exentos de larvas.
  • Miel cruda: Es la extraída de los panales y que no ha sido pasteurizada. Puede estar líquida o sólida.
  • Miel pasteurizada: Es la extraída de los panales y que se ha pasteurizado para evitar la fermentación y la cristalización. Por ello suele estar líquida.
  • Miel cremosa: Es una miel natural que se ha sometido a un proceso para conseguir que cristalice de forma fina y homogénea.